Hipótesis inicial y objetivos del Proyecto

Hipótesis de partida

La principal hipótesis que se pretende contrastar con este proyecto es la siguiente: el fenómeno de la inmigración y, sobre todo, el modo en que la sociedad reacciona en términos político-jurídicos ante la misma, constituyen un indicador sumamente cualificado a la hora de desentrañar la “estructura básica de una sociedad” (Rawls) y la correspondiente concepción de la justicia que la soporta. La etnoestratificación del mercado laboral, la estratificación cívica, la segregación residencial o la exclusión de la comunidad política son ejemplos de fenómenos generados a raíz de los procesos migratorios que contravienen los principios y valores sobre los que las sociedades democráticas dicen sustentarse. Si las políticas públicas no van encaminadas a “remover los obstáculos que impidan o dificultan” que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas y a “facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural” (como reza, p.ej., el art. 9.2 de la Constitución Española), se están cuestionando las bases de una sociedad justa.

Para desarrollar esta hipótesis – el vínculo entre políticas migratorias y concepción de la justicia – es preciso examinar los diversos modelos de integración de los emigrantes y su inclusión en las estructuras del bienestar, el prejuicio étnico y su evolución hacia ideologías racistas, la discriminación y las medidas para contrarrestarla. Pero no sólo eso, es preciso analizar los cauces de participación de los inmigrantes, pues no cabe entender la integración sino como participación plena en todas las facetas del espacio social: participación laboral, económica, cultural y, también, por supuesto, política.

En este último sentido, sería preciso perfilar adecuadamente en qué podría consistir la denominada la ciudadanía post- o transnacional, que según algunos destacados teóricos y filósofos sociales (Brubaker, Bauböck, Ong, Sassen, Benhabib, Zanfrini, etc.) sería el estatus que mejor se adaptaría a la lógica de las nuevas migraciones. Ello implica especificar los criterios que definirían tal forma de ciudadanía y qué derechos y obligaciones acarrearía. 

 

Objetivo genérico:

1.- Avanzar en la comprensión y evaluación de la dimensión normativa de las políticas migratorias desplegadas por los países receptores de carácter democrático.

Objetivos concretos (ordenados de menor a mayor grado de concreción):
2.- Estudiar y señalar las implicaciones de los imperativos de la justicia social en la articulación de políticas migratorias.

3.- Revisar de los modelos tradicionales de gestión de la inmigración (asimilación, integración, multiculturalismo, etc.) y examen de cuáles serían los más apropiados desde una perspectiva de la justicia social

4.- Contrastar las propuestas prácticas de política migratoria con la experiencia histórica de los otros países tradicionales receptores de inmigrantes.

5.- Analizar de manera crítica y comparada los elementos normativos que han definido la noción de ciudadanía como mecanismo de compromiso político, identidad colectiva y cohesión social.

6.- Dar cuenta de las crisis del paradigma comunitario multicultural así como de los nuevas instrumentalizaciones políticas de la ciudadanía bajo las diversas agendas de la globalización.

7.- Examinar el carácter político tanto de los paradigmas informativos de los medios de comunicación de masas en su estratificación del espacio social de participación, como de los usos por los inmigrantes de plataformas digitales globalizadas en la construcción de sus redes de pertenencia.

8.- Estudiar los vínculos transnacionales y sus efectos en las relaciones sociales y las instituciones políticas de los casos de Rumanía, Bulgaria y Ecuador. Especial hincapié en las formas de integración y participación social , cultural y política de los inmigrantes (objetivo perseguido en colaboración con CIMOP, empresa de estudios de opinión vinculada al seguimiento del proyecto como EPO)

Objetivo derivado:
9.- La consolidación de un equipo multidisciplinar de investigación, aunque nucleado en torno a la filosofía política, dedicado a analizar la dimensión normativa de las políticas migratorias en el momento tanto de su diseño como de su implementación, de modo que se conforme un ámbito de reflexión teórico-conceptual que posibilite no sólo la identificación de problemas y sino también el avance en la formulación de alternativas.